sábado, 30 de marzo de 2013

Guapa mía

Te dije que tendrías una entrada en mi blog para ti y aquí estoy, lo prometido es deuda. Sé que aún no llevo ni dos frases y ya estas muerta de vergüenza. En este momento estarás pensando para tus adentros: 'Aaaaah, Pilar por que?' Y es sencillo, porque lo necesito. Necesito decirte lo mucho que te quiero de la mejor forma que sé, escribiendo. Y porque te lo has ganado, carvita mia. Te lo llevas ganando dos años. Poquito a poco te has ido abriendo hueco en mi vida. Incluso has conseguido algo de cariño de esa niña arisca que nunca demuestra lo que siente. Pero ella te quiere como a ná, que yo lo sé,no le digas que te lo he dicho, es un secreto. Y no se olvidará del día en que el destino o quien quiera que fuese decidió que las dos bajarais a la vez en tutoría y cuando llegarais os hubieran colocado a una junto a la otra. Cada clase, cada cambio de clase, cada día de teatro, cada mani, cada visita durante mis convalecencias, cada recreo,  cada tarde de estudio y cada fin de semana te has ganado a pasos agigantados toda mi confianza. Tanto que dejo que me agarres del brazo, eh. Tanto que puedo ser yo misma cuando estoy contigo. Hablar de cualquier cosa y contarte lo poco interesante que ocurre a veces en mi vida. Tanto que has podido verme incluso algo sensiblona. Y créeme cuando te digo que puedes sentirte privilegiada por  ello. Y todo esto en escasos meses. Pero las personas grandes no necesitan apenas un segundo para que los demás nos demos cuenta de cuanto valen. Y tu eres grande, Gema. De oro, ya lo dice Virtudes. Y yo te voy a cuidar como si de oro se tratase. Porque, perdóname la cursilada, ya no me imagino una vida sin ti. Porque aunque a veces diga que me estresas al mover la pierna en clase, al andar por el lado que no me gusta, al darme besos en el hombro, al ponerte la raya del pelo en el lado contrario sin avisar, al hablarme de Gran Hermano o al decirme que hay que ver que bonito el color rosa, no sería lo mismo sin todas esas cosas. No sería lo mismo una vida en la que no llegara a casa todos los días con un 'apa', 'zorradorable' y similares en la mano( a veces incluso en la cabeza ejem ejem), sin esperarte 5 minutitos sentada en un macetero al lado del pino, sin que me cantaras ese tipo de canciones que me encantan, sin nuestras charlas de cotilleos, sin decirte lo decepcionada que estoy contigo cuando no sabes como ha quedado el Betis, sin que la liemos parda en el laboratorio con el fosfato monoamónico, aunque tu lo llames 'polvitos', sin que me digas lo cansada que estas o el hambre que tienes, sin que nos echemos miradas que lo dicen todo cuando están cerca nuestros 'amigos', sin tu risa jajejijoju, depende del momento, sin tu flequillo rizao, sin nuestros enfados de 20 segundos y tu ' Pilaaaar...que es bromita...', sin tu chaleco de murciélago y tu postura de cigüeña, sin decirte 'promedio', sin tu ' Ay Pilar, quiero vomitar, quiero vomitar' y tu cara de miedo en las fotos. Sin ti,subnormal.Sin ti sólo seríamos dos subnormales por separado. Y mejor juntas,no? Y ser subnormal y cualquier otra cosa es mucho menos malo si es contigo. Ay, que me va a venir la venilla sensible. Y si yo me pongo sensible... contigo ya nos ahogamos en lágrimas y no es plan. Resumiendo, lo único que quería decirte con tantísimas cosas es que aunque pueda parecer que no, aunque tu me des besitos y yo a ti te pegue, tu me digas guapa y yo a ti fea, aunque te haga rabiar o me porte borde, te quiero mucho carvita mia.